Gracias a la gran frecuencia de vuelos, la oferta de asientos a la ciudad de Nueva York es una de las mayores del mundo, desde casi cualquier ciudad del planeta. En el caso particular de ciertas ciudades como Londres, México DF, Tokyo o Toronto, la oferta es tal que se pueden lograr espectaculares gangas en época de temporada baja.

En ciudades como Madrid o Barcelona, la oferta no es tan grande, pero igual es posible lograr buenos precios. En temporada baja se puede conseguir vuelos Madrid-Nueva York por menos de 400 Euros, y desde Barcelona por poco más.

En caso de tener tiempo y no sea necesario un vuelo directo, podemos intentar rutas con una o más escalas, que nos perVolar a Nueva York en vuelos baratosmitirán aprovechar ofertas puntuales.

Las líneas aereas que ofrecen ofertas para volar a Nueva York son, entre otras:

  • Air Canada – volando via Toronto
  • SAS (líneas aéreas escandinavas) – volando via Estocolmo o Copenhage
  • TAP (línea aérea Portuguesa) – volando via Lisboa
  • Alitalia – volando via Milán o Roma
  • Air France – volando via Parías
  • British Airways – volando via Heathrow o Gatwick
  • Air Lingus (línea aérea de Irlanda) – volando via Dublin
  • KLM – volando via Amsterdam
  • Swiss – volando via Zurich
  • Brussels – volando via Bruselas
  • Finnair – volando via Helsinki

Este listado no es exhaustivo, pero sí puede ser utilizado como guía al momento de buscar el mejor precio. Es importante tener en cuenta que el viaje con escalas puede llegar a insumir el doble de tiempo que un viaje directo y sin escalas, pero el ahorro puede ser muy considerable.

En caso de volar desde México DF, Buenos Aires, Caracas o Santiago de Chile, se pueden conseguir excelentes tarifas (mucho más bajas que volando desde España u otro país Europeo), especialmente en fechas de temporadaba baja. También se puede aprovechar volar con escalas para conseguir un billete más económico, aprovechando las ofertas de empresas de centroamérica como TACA, COPA, etc.

En caso de hacer escala en algún otro país, no debemos preocuparnos por las posibles visas, ya que en todo momento nos encontraremos “en tránsito”, es decir, no será necesario pasar por la aduana o puesto de inmigración del país donde haremos escala, ya que no se nos permitirá dejar el aeropuerto.

También es importante tener en cuenta la posibilidad de volar a otro aeropuerto que no sea el John Fitzgerald Kennedy, el más importante y mejor conectado de Nueva York. Es posible, según la época del año y la línea aérea, conseguir mejor precio volando al aeropuerto La Guardia, que es el principal aeropuerto de cabotaje, más pequeño que el JFK.

También se puede buscar vuelos que aterricen en el aeropuerto de Newark, situado en New Jersey, pocos kilómetros al sur de la ciudad de Nueva York. No está tan bien conectado por transporte público y recibe menos vuelos internacionales que el JFK, pero debería ser tenido en cuenta por quien busca conseguir el vuelo más barato posible.